El coordinador de Transparencia y Participación Ciudadana de la Senavitat, Adolf Sauer, indicó que tras reunirse con representantes de 20 de las 38 familias afectadas por el inminente remate de sus viviendas en el barrio La Esperanza, de Capiatá, insistieron en que la institución, en esta etapa, únicamente puede insistir en que las familias lleguen a un acuerdo con el banco que promueve el remate.

“El banco propuso la reducción de la deuda y la refinanciación, y ellos (habitantes) han solicitado que la Senavitat se haga cargo de esta deuda. Para nosotros eso es ilegal, el Gobierno paraguayo no puede asumir ningún tipo de deuda adquirida entre entes privados en cual no tuvo ningún tipo de relación. Informamos eso, que tienen que llegar a un acuerdo entre ellos”, afirmó Sauer.

https://twitter.com/LaNacionPy/status/864566741560688641

Agregó que en el caso de que no se llegue a acuerdo y vayan a remate, la Senavitat pujará en la subasta para volver a hacerse con las viviendas: “Nosotros podemos seguir mediando y también garantizamos que estaremos participando como institución pública en el remate el 22 de mayo para poder adjudicarnos la propiedad de vuelta”, afirmó.

Cabe resaltar que estas familias cumplieron con los pagos por sus viviendas a la cooperativa Ñapu’ã haguã, que como intermediaria nunca transfirió los pagos a la Senavitat. La cooperativa ya fue liquidada por la Incoop, pero no sin antes asumir otras deudas con un banco privado (Visión) que hoy reclama el remate de las viviendas.

https://www.youtube.com/watch?v=h5xaaPdlbbU

Sauer insistió que desde un inicio la Cooperativa presentó inconvenientes para los pagos, y que como institución, la Senavitat evitó ejecutar la subasta para no dejar sin viviendas a estas familias. Mañana en el poder judicial también se realiza una audiencia de mediación entre los ocupantes de las viviendas y representantes del banco demandante.

Fuente: ABC Digital.

Comentarios

comentarios