El temporal que azotó ayer domingo, a varias zonas del país, también afectó en parte a Capiatá, con fuertes vientos.

A raíz de las ráfagas intensas, un árbol cayó y a su pasó arrastró a varias líneas de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).

Los cables expuestos quedaron esparcidos sobre la calle San José, del barrio San José, ubicado en el kilómetro 21 de la ruta 1.

La denuncia fue realizada en la noche del domingo, pero hasta ahora, no reciben respuesta de la institución.

Los cables siguen sobre la calle, así que pedimos transitar con cuidado la zona.

Comentarios

comentarios