Los concejales liberales Hugo Nagel (PLRA llanista) y Arnaldo Salinas (PLRA efrainista) fueron a verificar la obra que se llevó a cabo en la calle Bruno Guggiari, aparentemente, sin autorización municipal y por iniciativa de un particular.

https://www.facebook.com/capiatanoticias/videos/1755518701125404/

El concejal Salinas dialogó con un grupo de vecinos y observó el raspado realizado a la calle. Comentó a los mismos que le llamó la atención la profundidad del raspado y constató que el objetivo era convertir la calle en un canal para desaguar el raudal sobre la calle asfaltada José Asunción Flores.

El hecho fue denunciado de manera particular ante la Municipalidad de Capiatá y no se descarta realizar una denuncia colectiva a fin de insistir en hallar una solución al inconveniente.

Antecedentes

El 17 de noviembre Capiatá Noticias recibió una denuncia ciudadana en la que varios frentistas reclamaron que se haya llevado a cabo el raspado de la calle Bruno Guggiari de manera tal que los mismos quedaron a una altura considerable de la calle.

Esta situación hizo de que varios no pudieran usar sus respectivos vehículos por la “zanja” profunda que había frente a ellos y que podría generar inconvenientes a sus bienes.

https://www.facebook.com/capiatanoticias/posts/1737919429551998

Luego, con la lluvia intensa que se registró pocos días después, el 25 de noviembre específicamente, comenzaron los problemas. El agua comenzó a fluir por el camino, generandose un raudal muy intenso que terminó abarcando toda la ruta asfaltada.

La cantidad de agua que corría sobre la calle José A. Flores creó corrientes de agua muy fuerte, que empezaron a subir sobre las veredas, inundando patios, salones comerciales, afectando el tránsito sobre la ruta alternativa, al tiempo de arrastrar todo tipo de desechos y piedras sobre el camino, como se puede apreciar en el video de abajo.

https://www.facebook.com/capiatanoticias/videos/1747986101878664/

Lo mismo ocurrió el domingo 3 de diciembre, que tras la copiosa lluvia, varias casas nuevamente resultaron inundadas por el trabajo.

 

Comentarios

comentarios