Más de cinco horas después, los bomberos voluntarios consiguieron controlar el voraz incendio en el Mercado de Abasto, en un bloque que albergaba 350 puestos de ventas.

Poco después de las 14:00 se inició el fuego en el bloque C. Los comerciantes alertaron a los bomberos pero en pocos minutos una gruesa columna de humo advertía que no sería un siniestro sencillo.

Los primeros carros de bomberos se quedaron si agua en al menos 30 minutos, dijo el subcomisario Víctor Perdomo de la comisaría 16 Metropolitana. La magnitud de las llamas sobrepasaba la capacidad de los primeros en acudir, por lo que se declaró “emergencia general” entre los bomberos.

Fueron necesarias más de cuatro horas para que decenas de bomberos pudieran controlar la situación. Empezaron por frenar el avance del fuego y así evitar que se expanda a otros bloques, luego se centraron en la extinción.

Un sector con garrafas y fuegos artificiales fue el principal objeto de atención de los bomberos. Extremaron esfuerzos para que el fuego no llegase a esos depósitos, explicó el bombero Carlos Torres.

Fuente: ABC Color

Comentarios

comentarios