Varias casillas ubicadas en la vereda y dentro de un terreno donado a la Municipalidad de Capiatá, fueron desalojados en la mañana de este martes, y sus instalaciones desmontadas con maquinaria.

El intendente de Capiatá Luis Fernando González Ocampos expresó que hace dos años y medio que dialogan con los vendedores para que los mismos abandonen el terreno donado al Municipio por la familia Lara, para la construcción del teatro municipal capiateño.

Sin embargo, los ocupantes nunca mostraron predisposición e incluso pidieron ser indemnizados para abandonar el espacio público, que se encuentra al lado de la sede de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), sito en el kilómetro 19,5 de la ruta 2.

El Jefe comunal expresó que ante la falta de respuesta positiva, optaron por desalojar a los vendedores, cuyos productos fueron llevados hasta la ciclovía situada a cuatro cuadras del lugar.

No serán reubicados, manifestaron desde la institución municipal.

Fuente: Radio La Candelaria 101.7 FM.

Comentarios

comentarios