Esta mañana, las autoridades comunales: Intendente y concejales, encabezaron el acto en el que públicamente se destruyeron los conocidos roncadores, accesorios instalados a motocicletas para generar un ruido ensordecedor al acelerar el vehículo.

La actividad se realizó en la plaza municipal ubicada al costado de la Casa Matriz del Municipio en ruta 2 kilómetro 20, con la participación de medios de prensa locales, nacionales y los agentes de la Policía Municipal de Tránsito.

Los accesorios fueron incautados desde marzo, en controles aleatorios realizados por los agentes de tránsito.

Según el informe oficial, los controles continuarán e incluso se extenderán a otras zonas de Capiatá, a fin de incautar y sancionar a los poseedores de estos ruidosos artefactos que generan molestias a los pobladores de todo Capiatá.

 

 

Comentarios

comentarios