En la sesión ordinaria que tuvo lugar esta semana, los concejales de Capiatá se hicieron eco de los reclamos de usuarios de la línea 12 Magno, adjudicada para cubrir los itinerarios en ruta 1 desde el kilómetro en J. A. Saldivar y en ruta 2, desde Campo Verde.

El edil Arnaldo Salinas Benítez (PLRA) solicitó al pleno aprobar una minuta para invitar a los directivos de la empresa de transporte a una reunión de trabajo con la Comisión Asesora de Transporte Público y Tránsito.

El objetivo es que los mismos informen a las autoridades legislativas municipales sobre el parque automotor con el que cuenta, los itinerarios que le fueron adjudicados por la Viceministerio del Transporte, la frecuencia de los buses, entre otros puntos.

Persisten los reclamos por la poca frecuencia de los ómnibus, además de las largas horas espera de las unidades que deben ir a Capiatá, que llega hasta tres horas, según denuncias realizadas a Capiatá Noticias por algunos usuarios.

¿Y la línea 52?

Las quejas contra el servicio que brinda la línea 52 empresa “La Candelaria” son incesantes.

La firma, que desde hace varios años presta el servicio de transporte público en Capiatá, tiene numerosos reclamos por el mal servicio que presta, sin embargo, nunca recibió un llamado de atención por parte de las autoridades capiateñas ni por parte del Viceministerio de Transporte.

Las quejas contra la línea 52 son por la larga espera para tomar un bus que vaya a Asunción, que se puede extender entre una hora y dos horas o más en el peor de los casos.

A esto se suma que el horario es inconstante y las unidades aparecen o desaparecen cuando se les antoja a los choferes, prejudicando a los trabajadores y estudiantes que deben cumplir horario.

Varias notas ya fueron remitidas al intendente de Capiatá Luis Fernando González Ocampos y a los concejales, por los afectados, quienes hicieron sus reclamos a medios de comunicación nacionales, pero ninguno toma cartas en el asunto.

Comentarios

comentarios