La calle San Antonio casi Taruma, que pasa frente a la Escuela N° 3443 “San José Obrero”, se encuentra en tan mal estado que los vehículos optan por usar como camino alternativo una cancha situada al lado de la institución y que es utilizada todos los días por más de 400 niños.

Los docentes y también los padres de familia expresaron su preocupación a Capiatá Noticias, ya que existe el riesgo de que los niños sufran algún accidente cuando los vehículos y motos transiten por el lugar.

La calle se encuentra en esa situación hace más de un año, y mientras que la Municipalidad de Capiatá no toma medidas, la vía continúa siendo erosionada contínuamente por los raudales que arrastran tierra y piedras.

La escuela se encuentra en el kilómetro 20 de la ruta 1, a unas cuatro cuadras del Centro Municipal.

Comentarios

comentarios