Ñuati pyta, solanum sisymbriifolium lam., tutiá o revienta caballos, nombres con los que se conoce a esta planta muy común en el Paraguay, es motivo de investigación por parte de científicos paraguayos quienes buscan conocer sus propiedades antihipertensivas.

La intención del investigador del Conacyt, Alcides Ibarrola, es demostrar con rigor científico que la hierba medicinal ñuati pytã (espina colorada) posee propiedades medicinales para tratar la presión arterial. Por eso realiza una investigación preclínica en ratas (Última Hora).

El profesional, además, es jefe del Departamento de Farmacología de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Asunción.

La investigación que realiza Alcides Ibarrola es preclínica porque no está siendo estudiada en humanos.

“Hicimos varias pruebas en ratas para demostrar la eficacia que tiene la espina colorada con un modelo hipertensivo diferente”, explicó.

Entre los avances más destacados al aplicar la planta medicinal se pueden citar: la mejora en un 60% de los animales en estudio; ya que, en seis semanas se pudo estabilizar la presión arterial de las ratas.

También se comprobó que la planta no afecta a la glicemia, no tiene efectos sobre el peso del animal (lo cual es positivo), la función hepática no se ve afectada, no daña al hígado, ni a los riñones como otros medicamentos farmacológicos empleados para paliar la hipertensión (ABC Color)

Este estudio que realiza el investigador paraguayo tendrá que pasar a otro estamento de profesionales para que se pueda saber con las informaciones recabadas si el ñuati pytã es efectivamente medicinal.

Es decir, otros médicos deben evaluar el potencial uso de la planta como una terapia alternativa para los pacientes, señaló Ibarrola.

Comentarios

comentarios