Emprender un negocio es siempre un desafío para una persona común, porque las dudas y el miedo son los principales obstáculos que muchas veces, truncan una empresa que podría ser exitosa.

Ese no es el caso de Behil Martínez, una madre de Capiatá, que pensó en la manera generar sus propios ingresos que le permitan hacer dos cosas: cuidar de su pequeña hija y ganar dinero que le ayuden a sostener la vida de su familia.

Fue así que inició con Annita Delicias Artesanales, una empresa con menos de un año de vida y que ya genera expectativas para crecer en el futuro y diversificarse, y en Capiatá Noticias, te contamos más sobre ella.

Behil Martínez es una capiateña que se animó a emprender su propio negocio, motivada por la maternidad.

¿Cómo surgió Annita Delicias Artesanales?

Inicialmente todo surgió porque tenía mi hijita muy chiquitita, entonces dejarla para ir a trabajar y ausentarme todo el día, era muy complicado, y para no dejarla pensé en que tenía que buscar hacer dinero con algo que sabía hacer.

Cuando era adolescente, trabajé con una tía que me enseñó a elaborar de todo, pero más las masas dulces, pero no me animaba porque siempre estaba el miedo de dónde voy a vender, será que van a comprar, hay mucha gente que vende, etc.

La que me alentó fue mi hermana Silvia, que es mayor que yo. Ella me decía: – pero si vos sabés hacer súper bien, te sale rico, hacé con cariño, no importa la competencia-.

Así fue que me animé y llevé a una empresa a vender, y después ya me pidieron cosas saladas, y a partir de allí de boca en boca empecé a armar mi clientela.

Y en mayo del año pasado, empecé con Annita Delicias Artesanales, que lleva el nombre de mi hijita.

La variedad solo depende de los clientes, quienes pueden pedir bocaditos dulces y salados.

¿Cuáles fueron los obstáculos?

La competencia, porque vos te vas a ofrecer una pastafrola y la gente mira y dice: ah, pastafrola que encontrás en cualquier lado.

Pero después le haces probar y le comentás cómo haces. Yo hago con productos de primera, no economizo en eso, pero sin exagerar en el precio.

Seguí igual, no me dejé vencer por eso.

La pastafrola con dulce de guayaba es otra de las estrellas en la línea de producción de Annita, que trabaja con rapidez.

¿Cuál es la meta futura?

Estoy innovando, como tengo conocimiento de decoración, estoy ofreciendo también el servicio de Baby Shower a domicilio, que está muy de moda. Este servicio incluye todo, la gastronomía, la decoración, los souvenires, todo lo que se necesita, llevo hasta la casa de los clientes. También hago decoración para cumpleaños.

Los sándwiches de pan de miga son deliciosos y los rellenos dependen de lo que el cliente quiera. Los bocaditos se preparan con 24 horas de anticipación.

¿De dónde son tus clientes?

Mi principal clientela es de Capiatá, pero en ocasiones tengo pedidos fuera de la ciudad.

Behil mostrando otras variedades de bocaditos salados que elabora, de tamaño considerable y no son “mini bocaditos”, aseguró.

¿Qué aconsejarías a aquellos que como vos quieran también emprender?

Gente que te diga que no podés, siempre va a haber, lo más importante acá es que te guste lo que hagas, si te gusta hacer, adelante. No hay porqué tener miedo, no importa que otra gente haga lo mismo, si sos responsable y cumplís con tus clientes, vas a llegar lejos.

Comentarios

comentarios