Gabriela Venialgo, de 20 años, fue la ganadora, del concurso de belleza contra la discriminación a personas con sobrepeso, que tuvo lugar en la noche del miércoles en Fernando de la Mora.

Gabriela es estudiante de fonoaudiología y nacida en Asunción, obtuvo el título sobre 13 participantes en el concurso, celebrado la noche del miércoles en un boliche de la capital paraguaya, y que también designó como Primera Princesa a Andrea Pereira, de 22 años y estudiante de odontología.

El título de Segunda Princesa recayó en Alejandra Rojas, de 29 años, periodista de profesión e instructora de Zumba, dijo al diario argentino Clarín Mike Beras, el creador de este concurso que se celebra desde hace seis años en Asunción.

“Miss Gordita 2017”, un certamen de belleza que se celebra anualmente en Paraguay que tiene como objetivo -justamente- generar conciencia y erradicar la discriminación de las personas obesas o con sobrepeso en ese país.

El evento, tuvo repercusión a nivel internacional ya que su objetivo, que es la lucha contra la discriminación, ha captado la atención de gran parte del mundo.

Premio

Todas cumplieron el proceso previo a la votación del jurado, compuesto por ocho personas, consistentes en dos desfiles, en ropa casual y en traje de baño, que finalizaron con una coreografía en la que las concursantes bailaron reggaetón.

Como ganadora, Venialgo, de 1,73 metros de altura y 103 kilos de peso, obtuvo con su coronación un contrato por dos años como modelo en una empresa en Brasil, y otro de un año en un comercio de modas de Asunción.

Además, se desempeñará como embajadora de la lucha contra la discriminación en nombre del concurso Miss Gordita, que busca la inclusión social de las personas con obesidad y denunciar el acoso al que se ven sometidas en el trabajo, la escuela o la familia, agregó Beras.

Los requisitos para participar en el concurso establecen la nacionalidad paraguaya, mujeres mayores de 18 años y un peso de más de 70 kilos, según la estatura.

Con el objetivo de no solo erradicar la discriminación sino fomentar la salud, las participantes que así lo quieran tienen acceso a un año de tratamiento seguidas por un profesional de nutrición y un psicólogo.

 

Comentarios

comentarios