Jazmín Noguera tiene a su nombre una empresa unipersonal ubicada en Thompson Capiatá, que fabrica servilletas y papel higiénico.

Según relató a Epa! fue su padre quien se encargó de darle este medio de trabajo.

Ella es la penúltima de cuatro hermanas, aún vive con sus padres y en la comodidad de su hogar instaló su pequeña oficina desde donde dirige su fábrica.

“Nos enteramos que había un señor que se fue a la quiebra y tenía las máquinas y la empresa ya estaba registrada entonces no íbamos a necesitar muchos trámites, le comenté a mi papá y a mi familia y compramos, está a mi nombre, es una unipersonal”, explicó.

La pequeña fábrica de Jazmín produce de 170 a 200 fardos de servilletas por día y tiene un total de seis funcionarios que se desempeñan en la parte operativa y de distribución a fin de cubrir las zonas que abarca su empresa.

Mencionó también que la ayuda de su familia es vital para que pueda combinar su vida de modelo con su rol de empresaria.

“Compramos papel en bobinas de Brasil, Argentina o un poco del nacional”, relató.

“Me respetan con la ayuda de mi papá, no me cuesta hasta el momento, él me está ayudando porque yo me voy a la facultad por la mañana o algunas veces tengo desfile o algo, así entonces mi papá se encarga. Cubrimos todo departamento Central, Encarnación, Villarrica y Coronel Oviedo, ellos se encargan de entregar en sus negocios”, señaló.

Indicó además que está estudiando segundo año de la carrera Administración de Empresas en la Universidad San Lorenzo y que siempre fue consciente de que del modelaje no se vive.

 “Desde que era pequeña me gustó el modelaje pero como que no nos va a servir para toda la vida siendo modelo sí o sí tengo que formarme y tener mi empresa para poder sobrellevar el mañana.  Me levanto a las 6 de la mañana, voy a la facu, luego al gym a entrenar un poco y luego ya vengo acá, le controlo a los personales, si no puedo mi papá se encarga de organizarse con los personales”, agregó.

“Fui Miss Unisal el año pasado, y así. En Paraguay hay mucho trabajo, hay que sacrificarse y con la ayuda de Dios se puede salir adelante. Es bueno el modelaje, te ayuda para desenvolverte, ganar experiencia pero sí o sí tenes que estudiar otra cosa porque del modelaje no vas a vivir toda la vida”, aseveró.

 Por último dijo que no tiene problemas a la hora de manejarse como jefa.

“Me respetan bastante mis personales y cuando alguien falta yo le suplanto, si hay que cargar vengo a cargar yo o si hay que repartir llevo, no hay problema con eso, y además todos son buena onda conmigo”, finalizó.

Comentarios

comentarios