Una niña de 8 años murió en la tarde de este domingo luego de ser arrollada por un camión que se encontraba estacionado en el patio de una vivienda de la compañía Toledo Cañada, de Capiatá.

Aún se desconoce la manera en que ocurrió el trágico hecho, ya que el rodado no estaba siendo utilizado por ningún adulto y habría sido manipulado por otro menor, según indicaron los testigos a los intervinientes.

La víctima fue identificada como Érika Monserrat Alcaraz Ferreira (8), hija de Estela Alcaraz Ferreira, de 33 años.

El hecho se produjo, aproximadamente a las 13.30, en el patio de la vivienda ubicada en el barrio Virgen del Carmen, de la compañía Toledo Cañada, de Capiatá.

El inmueble es propiedad de Vidalina Elizabeth Bogado Jara, de 31 años.

El caso conmocionó a los pobladores de la zona, debido a la joven pérdida de manera tan trágica.

Los agentes de la comisaría 8va. capiateña mencionaron que se encuentran indagando la manera en que pudo darse el trágico desenlace que culminó con la vida de la menor.

Según los datos que pudieron recolectar entre los testigos, la niña Érika estaba en compañía de otros menores jugando en el patio, a la vista de algunas personas mayores.

Sin embargo, en un descuido, los adultos que se encontraban en la vivienda se ausentaron del lugar donde estaban los niños y, según se sospecha, una de las criaturas subió al camión -de la marca Hyundai Mighty, blanco-, propiedad de Milciades Ramón Chaparro Alvarez (35), y manipuló el cambio, por lo que el rodado se movió unos metros, arrollando a la niña.

La Fiscalía está investigando el fatal suceso.

Texto: Monumental y UH.

Comentarios

comentarios