Hace dos semanas que pobladores del barrio Santa Rita de Capiatá esperan que pase el camión recolector de basuras de la firma Cotreco.

Mientras ello ocurre, los desechos se van acumulando en los cestos de basura, y en el piso, en los alrededores, atrayendo perros callejeros, moscas e insectos.

Quemazón tóxica

A todo esto hay que sumar que como consecuencia muchos de los pobladores optaron por quemar sus basuras, entre papeles, plásticos, bolsas, etc, buscando de alguna manera deshacerse de los mismos.

Esto a su vez, generó una humareda intensa y tóxica que contaminó todo el barrio, según lo relatado por vecinos, en la tarde de este miércoles, a Capiatá Noticias.

Comentarios

comentarios