Un total de 24 legisladores votaron a favor de la ratificación de la Ley General de Tránsito en la sesión de esta mañana, con la cual se despoja a la Opaci de su atribución de cobrarle al ciudadano por la expedición y renovación de registros de conducir y transferencias inmobiliarias.

Tres senadores estuvieron ausentes en la sesión de esta mañana: Blanca Fonseca, Juan Darío Monges y Fernando Silva Facetti, según informó la periodista de ABC TV Ruth Di Giovanni.

La Opaci fue creada en la década de los ’60 para ayudarse entre municipios, pero se convirtió en una organización con fines de lucro que tiene como principal fuente de recaudación el cobro a cada ciudadano por gestiones referentes a los registros de conducir. Solo en 2015, el organismo manejó un presupuesto de G. 45.000 millones. Nadie sabe a qué se destina ese dinero.

Con la creación de la Agencia Nacional de Tránsito, en 2014, se creyó que la ONG se apartaría. No obstante, mediante maniobras políticas impulsadas por Basilio “Bachi” Núñez, asesor político del presidente Horacio Cartes, lograron sostener el negocio.

A principios del año pasado, el Senado aprobó la modificación de la ley y eliminó los poderes que tenía la ONG. Sin embargo, en la Cámara de Diputados rechazaron la propuesta y apoyaron a Opaci. Recién en horas de la mañana de este jueves se dio fin a este negociado en Senadores.

Capiatá

Con esta decisión de la Cámara Alta, se sanciona el proyecto de ley y ahora queda en manos del Poder Ejecutivo a cargo de Horacio Cartes, para promulgar la modificación o vetar.

Si promulga, la ley entrará en vigencia de inmediato y los municipios, incluido el de Capiatá, ya no tendrán que cobrar a los contribuyentes 10.000 guaraníes por la expedición o renovación de las licencias de conducir.

Si veta la norma, vuelve al Congreso donde las dos Cámaras deben votar por rechazar o aceptar el veto presidencial.

Comentarios

comentarios