Las últimas lluvias registradas en el país causaron numerosos estragos en la zona sur principalmente, pero también dejaron huellas en Capiatá.
Uno de los más importantes ocurrió al Club Unión Salinares ubicado en la cuarta compañía de la ciudad, sobre la avenida Octavio Maidana, que une Capiatá con Luque.

El fuerte raudal derribó una parte de la muralla del club deportivo, arrastró consigo un sector de la gradería y un carril de la calle empedrada.

Ante el peligro que genera transitar con vehículos sobre la calle afectada, los vecinos señalizaron de forma improvisada la zona, para advertir el riesgo.

Pidieron que las autoridades locales intervengan la vía, a fin de evitar que ocurran situaciones que lamentar.

Imágenes Gentileza.

Comentarios

comentarios