Texto EFE, foto ABC Color.

Las reparaciones en la estructura del Congreso Nacional costarán unos 150.000 dólares, informó hoy la Cámara Alta, tras la presentación del informe técnico que analizó los daños ocasionados durante el incendio provocado por manifestantes en marzo pasado.

La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción (Fiuna) presentó el informe al presidente del Senado, Fernando Lugo, en donde se detalla la evaluación de los daños estructurales, principalmente en la planta baja del edificio y el primer piso, por donde accedieron los manifestantes.

“Ahí encontramos prácticamente la totalidad de los daños a la estructura y ahí propusimos las técnicas a ser utilizadas para las reparaciones con detalles técnicos que implican remoción de una parte del recubrimiento de la estructura, el reemplazo y la colocación de fibras de carbono que refuerzan la estructura”, dijo a los periodistas el decano de la Fiuna, Pedro Ferreira.

Agregó que las reparaciones demorarían unos 30 días a partir del inicio de las obras, que todavía no han comenzado ya que dependen del sistema de contratación que decida emplear el Congreso y el convenio que lleguen con la aseguradora.

En ese sentido, el director general administrativo del Senado, Ascensión Martínez, explicó al término de la presentación del informe que el edificio se encuentra asegurado por unos 24 millones de dólares y que aguardan la decisión de la aseguradora sobre la capacidad de cobertura de los daños.

Por su parte, el titular del Senado, Fernando Lugo, anunció que esta semana presentará el informe a la mesa directiva y se hablará con la aseguradora para hacer las reparaciones lo “más pronto posible”.

Antecedentes

El pasado 31 de marzo, 25 senadores aprobaron un controvertido proyecto de enmienda constitucional para habilitar la figura de la reelección presidencial, prohibida por la Carta Magna, en una polémica sesión que se realizó fuera de la sala de plenarias de la Cámara Alta.

Aquella decisión desembocó en protestas alrededor del Congreso que derivaron con la entrada de los manifestantes en la sede legislativa y el incendio y saqueo de esa parte del edificio.

En los disturbios posteriores de esa jornada entre manifestantes y policías murió un joven opositor supuestamente por disparos de uniformados cuando estos irrumpieron en la sede del Partido Liberal en Asunción.

Aquel proyecto fue rechazado a finales de abril por unanimidad en una votación que fue seguida por cientos de personas a través de una pantalla gigante instalada en la Plaza de Armas, frente al Congreso.

Comentarios

comentarios