Atención capiateños, aquellos que tiran sus aguas servidas a la vía pública serán multados por la Municipalidad de Capiatá, según anunció el intendente local Luis Fernando González Ocampos.

La autoridad ordenó a la Dirección General de Obras que realice el taponamiento de todas las cañerías de desagües de aguas servidas que salen en la vía pública, según la Ordenanza Municipal N° 05/2018, por lo cual se establecen normas para el control de contaminación ambiental y disposición final de residuos domiciliarios.

La misma señala que está prohibido dejar o verter los residuos en estado líquido, sólido y gaseoso en paseos centrales, veredas, calles, avistas, plazas, arroyos y otros bienes de dominio público.

La mencionada dirección procederá a la sanción correspondiente, a quien no acate la mencionada ordenanza y se verá obligado a pagar la multa  de 20 jornales (G. 1.625.040) establecida en el artículo 43 de la mencionada ordenanza, por dicha infracción contra el medio ambiente.

Comentarios

comentarios