La calle Bruno Guggiari, en el Barrio Kennedy, que fuera raspada profundamente por un tractor hace unas semanas atrás, se convirtió nuevamente ayer domingo en un río caudaloso.

El trabajo que se realizó en el lugar sirvió para que el agua se abra paso tras cada lluvia, arrastrando todo tipo de desechos, e inundando casas, como ya se había sido denunciado por Capiatá Noticias.

Esto no ocurría desde la construcción del asfaltado, pero tras esa decisión, de la cual nadie se hace responsable, varias viviendas se inundan con cada lluvia como la que registró ayer.

Denuncia hecha

El caso fue denunciado en la mañana de este lunes en la Municipalidad de Capiatá. El procedimiento fue el siguiente: pagar 3.000 guaraníes para la compra de una hoja, que tenía impreso el modelo de carta dirigida al intendente Luis Fernando González Ocampos.

Los datos fueron rellenados en la misma, con la identificación correspondiente del denunciante.

La denuncia formalmente presentada ante la Municipalidad de Capiatá, donde consta el relato de lo ocurrido el domingo.

 

 

Comprobante del pago para hacer la denuncia. Sin este pago, no se puede realizar denuncia alguna en la Municipalidad de Capiatá.

Mientras un sector de Capiatá, celebra la llegada del asfalto, otro sector que fue beneficiado con el asfalto años atrás, reza durante cada lluvia para que el mismo aguante el raudal intenso que se genera y no termine siendo arrastrado por las aguas.

 

 

Comentarios

comentarios