Tras la intensa lluvia de hoy, la calle Panchito López, en su intersección con la calle Alto Paraná, quedó en muy mal estado.

El raudal abrió una zanja en el medio mismo del camino, y cuando un transporte escolar que llevaba a varios niños, transitó por la zona, quedó varado y por poco vuelca al caer en la zanja.

La zona situada en el barrio Retiro kilómetro 19,5 de la ruta 1, es conocida por inundarse cada vez que llueve, afectando las viviendas particulares.

Según la denuncia realizada a Capiatá Noticias, la situación ya fue informada a la Municipalidad local, pero los mismos prometieron solucionar recién el próximo año.

 

Comentarios

comentarios