Desde que Facebook puso a disposición su espacio comercial al que denominó Marketplace, en el que cualquier persona puede ofertar cualquier cosa, nos pusimos a mirar qué vendía la gente. Desde alargues usados, tres cuadrados de pajas, el helecho del jardín, hasta ajos pelados y listos para usar en tupper, se encuentra. Hicimos una compilación de las cosas que nos parecían raras y que estaban a la venta.

1- Alargues usados:

¿Comprarían el cabello que estaba en la cabeza de otra persona? Sé que las peluquerías compran cabellos naturales, pero es la primera vez que veo que se oferten alargues y encima usados.

 

2- Carne cruda para asadito:

Ante la demanda, surgen las ofertas, como en este caso de esta persona que vio que el asadito, menú ideal mientras esperamos el colectivo, era una fuente de ingreso. Ahora, si el precio de esta carne cruda es real, la última vez que compré un asadito, fue a 5.000 Gs., es decir, ¿la ganancia es de unos 3.000 Gs.? Creo que voy a abrir un puesto.

 

3- Tres fardos de paja:

Tres fardos para decoración. Los veo siendo usados en un cumpleaños o fiesta con motivo campestre, pero creo que solo tres fardos para vender no es suficiente para un evento así. Espero que no tenga bichos, o que algún caballo se haya quedado sin comida o que se desarme el fardo si es que alguien lo compra. Al fin y al cabo, negocios son negocios.

 

4- Vendo solo la casa:

He visto numerosas ofertas de terrenos con casas incluidas, pero es la primera vez que veo que se venda una casa sin terreno. Me pregunto si el comprador tendrá que llevarse la casa entera a cuestas o el precio incluye el desarmado. Y si tiene termitas, ¿aceptará devoluciones?

 

5- Cosas de la bendición:

Cuando los hijos crecen, dejan atrás muchas cosas, y si fuimos unos padres maniáticos, entonces dejarán montañas de cosas. La más común es la bañadera de plástico y toneladas de ropas. Ahora, creo que urge que antes de ofrecer algunos productos así, den una clase rápida de marketing para mostrar al menos lo que hay dentro de la bolsa y en qué condiciones está esa mochila que se ve allí.

 

6- Bate para chicas:

¿En serio? ¿Un bate para chicas, para defensa personal? No sé que tan exitoso pueda ser este negocio, porque imagino que en una situación extrema, no habrá tiempo de ir al auto a buscar el bate. O si dentro del auto, habrá espacio para usarlo debidamente como corresponde. Lo simpático es que ofrece para defensa personal, pero el dibujito dice que es contra infidelidades. En este último caso, tendrá más sentido comprar un bate, en especial, aquellos que están acostumbrados a descubrir infidelidades cada semana.

 

7- Chapas sucias, usadas:

Insisto que antes de poner en venta un producto, hay que hacer un curso rápido de marketing. Veo unas chapas de color verde y unos agujeros. Dice la dimensión, pero me gustaría ver en qué estado están las chapas. ¿Y la foto de las maderas?

 

8- Los crocs de la bendición:

Es una muestra de que los hijos crecen y van dejando atrás los calzados, que son los que más rápido dejan de usar a medida que se estiran. Esta vendedora los puso en buenas condiciones para ofertar este par de crocs, solo que el precio es casi igual a comprarse unos nuevos, así que creo que podría incluir la opción de “escucho ofertas” o “precio negociable”. En fin, suerte con la venta.

 

9- Crocs sucios:

Una muestra más que el marketing ni salpica a algunos. Amigo, una lavada no le vendría mal a tus crocs si tanto los quieres vender. Espera, una pregunta ¿son tuyos?

 

10- Detector de oro y plata:

¿O no hay oro y plata que buscar en Paraguay o no sabe usarlo? Si era yo, estaría usándolo por la zona de Paso Yobai o esos lugares por donde pasó Mariscal López durante la Guerra contra la Triple Alianza. Para esto tengo que leer muchos libros de historia y archivos históricos. Aaaahh, ahora entiendo. Eso explica por qué no lo usa.

 

11- ¿Tan difícil está la situación?:

Esta es una muestra clara de que la situación económica no es la mejor en Paraguay. Poner a la venta el helecho de tu jardín, ese que tanto te gusta y encima está bonito, quiere decir que se necesita. Espero que no venda a buen precio. Me gustó que haya utilizado un recipiente reciclado como maceta.

 

12- Definitivamente está difícil la situación:

Otro helecho a la venta y no es de un vivero. Esta muy complicada la economía en Paraguay al parecer.

 

13- La economía paraguaya está muy mal:

Mi solidaridad con el dueño de esta planta. No imagino en qué situación estará para poner a la venta semejante espécimen de planta. Pero al menos se puso a investigar sobre el nombre científico y características de la planta para un buen marketing. Mucha suerte.

 

14- Ropa arrugada:

Qué mejor oportunidad que sacarle provecho económico a esas ropas que ya no te quedan o que simplemente ya no las querés usar. Pero en este caso, no le vendría mal una planchadita, creo yo.

 

15- Adiós a los dedos con olor a ajo:

De todas las ofertas raras, esta es la que más me gustó por lo curioso y práctico. Te ahorras tiempo en pelar cada uno de los dientes de ajo, te evitas el drama de que tus dedos huelan a ajo todo el día y te evitas el estrés de juntas las cáscaras que levantan vuelo con la más mínima corriente de viento, y encima, incluye el tupper ¿quién no quiere tuppers?. Felicidades y espero que tengas éxito.

 

Autor: Antonella Brignardello.

Comentarios

comentarios