El Poder Ejecutivo emitió un decreto que declara asueto el día viernes 7 de diciembre, desde las 10:00.

El documento N° 740 señala que la orden afecta a las entidades dependientes de la Administración Pública y las descentralizadas.

Como cada año, se exceptúa a los funcionarios de hospitales que deben prestar servicio de urgencia, así como aquellos trabajadores encargados de la provisión de los servicios básicos como agua y electricidad.

La decisión es con miras a la festividad de la Virgen de Caacupé, que se celebra el 8 de diciembre.

Comentarios

comentarios