Tras el lío con el exarquero número uno se quedó sin trabajo. Empresario de la empresa alegó que recibió mucha presión.

Luego de desafiar a una pelea mano a mano a a José Luis Chilavert, el chofer de colectivo interno Walberto Villalba se quedó sin trabajo.

Lea también: Riña entre chofer y Chilavert sucedió en Capiatá

En entrevista con EXTRA, Guillermo Corvalán, socio de la Empresa de Transporte “John F. Kennedy”, Línea 71, comentó que lo despidieron luego del escándalo.

“Todo el mundo nos pidió la cabeza de él (por Walberto), le tuvimos que separar a él, al papá, al hermano, a todos ellos de la empresa”, expresó el empresario.

Indicó que el colectivo pertenece al padre de Walberto y el señor debía ser el conductor, alegando también que no sabe por qué el hijo estaba al frente del volante ese día.

A pesar de echar al trabajador, Corvalán afirmó que Chilavert fue quien supuestamente empezó todo.

Lea también: Felicitan a Policía que evitó pelea entre chofer y Chilavert

“Fueron desvinculados por culpa de este altercado. En realidad no sé si tuvieron tanta responsabilidad porque Chilavert le dio un cachetazo, pero ese video nadie tiene, yo creo que cualquiera reaccionaría si recibe una cachetada”, expresó.

Ya no volverá

El empresario afirma que el escándalo le generó un gran perjuicio económico a la empresa y que ya no volverá a contratar al chofer.

“Se nos complicaba todo, nos atacaban por todos lados, igualmente la empresa iba a tomar esa determinación. Sea como sea él (por el conductor) no tenía que reaccionar de esa manera, tenía que controlarse. Evidentemente no estaba preparado para manejar una situación así, en la calle hay de todo”, agregó.

El empresario de la línea interna manifestó que fueron presionados para echar al chofer. “Mucha presión, de los municipios, del Viceministerio del Transporte, por todos lados”, agregó.

Comentarios

comentarios