Las calles de Capiatá estaban oscuras para Analía López (21) el miércoles. Con sus siete meses de embarazo, le tocaba caminar largas cuadras cuando volvía del trabajo.

Faltando poco para llegar a su vivienda fue emboscada por un automóvil y atacada por unos delincuentes a punta de arma blanca.

“Me apuntaban por el cuello con un objeto punzante. Tengo heridas en la cara y en la panza. Luego, cuando ya se estaban yendo, me agarraron de la espalda y me echaron al suelo. Se llevaron todas mis cositas del bebé”, contó la víctima.

Analía tuvo que ser internada por un día y casi tuvo un parto adelantado porque estaba muy alterada.

La mujer no llegó a identificar a los asaltantes, pero sí el vehículo. Tras su denuncia en la comisarías de J. Augusto Saldivar y Capiatá, llovieron otras acusaciones similares contra un coche gris y las tres personas que operaban con las mismas características: “Dos mujeres muy jóvenes y un hombre”, contó Luis Goiburú, jefe policial de la Comisaría 32 Posta Ybycuá.

Las víctimas lograron grabar a las “autochorras”, quienes eran las que se bajaban a cometer el atraco con un arma blanca tipo “estrella ninja”, mientras que el cómplice manejaba el coche.

La policía tenía en la mira a estas personas, quienes quedaron detenidas el domingo, luego de un enfrentamiento con los agentes.

Las peligrosas chicas fueron identificadas como María Ramírez (19) y Mara Jara (19).

El cómplice se llama Jaime Emilio Celle (25).

Todos quedaron a disposición de la Fiscalía.

Fuente: Extra.com.py

Comentarios

comentarios