Michael Abdón Jara (31), empleado del supermercado Stock, ayer se disponía a abrir el portón de su casa, ubicada en Capiatá, cuando fue interceptado por dos motochorros armados.

El bandido, que iba como acompañante en la moto, exigió a Michael su biciclo y él se resistió. El trabajador forcejeó con el malviviente y recibió dos disparos. Uno de ellos le penetró la pierna y otro le rozó la cabeza. Se salvó de milagro.

Los delincuentes se dieron a la fuga, con el rodado de la víctima.

El trabajador fue auxiliado por policías de la Comisaría 40ª Central, lo trasladaron al Hospital de Ypané, donde fue asistido.

Fuente: Extra.com.py

Comentarios

comentarios