Cuatro personas fueron detenidas por agentes de la Comisaría 32° de Posta Ybycuá, uno de ellos menor de edad, quienes fueron sindicados por los vecinos de ser microtraficantes y adictos. Los mismos mantenían en zozobra a los vecinos.

El operativo se realizó al mediodía y hubo incidentes porque algunos vecinos reaccionaron para tratar de rescatar a los ahora aprehendidos.

Según el reporte policial, durante el operativo fueron detenidos Derlis Antonio Garay Cabrera de 26 años (con varios antecedentes por robo), Leonardo Manuel Varela Chavez de 24 años, Osmar Antonio Román de 18 años (con arresto domiciliario) y el menor con las iniciales P. I. F. J. de 17 años (con antecedente por hurto).

Según la denuncia realizada por tres personas, el menor de 17 años tiene varias denuncias de hurto presentadas por sus vecinos, mientras que el de 18 años, es señalado en un caso de hurto.

La aprehensión se dio por los hechos de violación al arresto domiciliario, resistencia, obstrucción al procedimiento y agresión al personal en servicio, según el informe policial.

Sobre este último punto, los agentes indicaron al canal NPY que fueron recibidos a pedradas por los vecinos que trataban de proteger a los sospechosos y por esa razón pidieron refuerzo de los Lince.

Sin embargo, una vecina reconoció ante el mismo medio, que su hijo es adicto y que a seis cuadras de su casa, estaba el puesto de distribución de la droga.

El hecho fue puesto a disposición del fiscal Benjamín Maricevich mediante la nota N° 733/19, remitida por el subcomisario Jorge Miranda.

Relato del hecho

El subcomisario Jorge Miranda, de la Comisaría 32ª Central de Posta Ybycuá, explicó al diario Hoy que el episodio se dio en el barrio San Juan, ubicado en el Kilometro 20 de la Ruta 1 de Capiatá.

El uniformado explicó que el personal policial se encontraba realizando un control rutinario en busca de un hombre que incumplió la prisión domiciliaria y otro por el cual pesaba denuncias por robo domiciliario.

Cuando lograron divisar a los dos sujetos, una turba de vecinos y familiares de los supuestos delincuentes iniciaron un enfrentamiento con los uniformados, intentando obstruir el procedimiento policial y salvar a los hombres.

Miranda expresó que la situación pudo ser controlada gracias al apoyo de agentes del Grupo Lince y patrulleras de la zona.

Comentarios

comentarios