La antigua Línea 29, empresa Panchito López, se convirtió en los últimos meses en un transporte público fantasma, ya que sus unidades circulan esporádicamente. Usuarios en sus tres ramales están desconcertados debido a que no saben a qué hora pasará el colectivo.

Amplios sectores de Ypané, Capiatá y San Lorenzo son perjudicados por el servicio cada vez más irregular que presta Panchito López. Los pasajeros, para ir al trabajo o al estudio, se ven obligados ahora a pagar dos o más pasajes y hasta deben contratar taxis.

Lea también: Línea 29 irá hasta el kilómetro 26

ÚH estuvo por el barrio Constitución de la ciudad de Capiatá y alrededores, por donde circula en forma irregular el ramal Kokuere de la Línea 29. Pobladores consultados relataron los dramas que deben soportar numerosas familias al no contar con una línea regular de transporte público que les permita ir con el pago de un solo pasaje a Asunción y Fernando de la Mora.

Óscar Paredes, vecino del barrio Constitución, dijo que el deterioro del servicio de la Línea 29 se inició este año, pero en los últimos meses se volvió más irregular. Mencionó que estudiantes pagan G. 10.000 en taxis todas las noches, desde la ruta 2, porque la Línea 29 ya no cubre el servicio en horario nocturno.

En las primeras horas de la mañana, antes de que se inicie la jornada laboral, se tiene la circulación por el barrio de algún colectivo de la Línea 29 que les lleva a Asunción, y a partir de ahí prácticamente ya no se tiene un horario regular. Reactivan el servicio a la tarde, “porque las unidades van hacia Asunción para traer a los pasajeros que salen de su trabajo”, comentó Jorge Melgarejo.

Otro morador del barrio, Enrique Recalde, relató que los fines de semana la circulación de la Línea 29 es casi inexistente. La joven Alba Solalinde comentó que cada día llega tarde a sus estudios, “porque en la terminal aguarda como mínimo una hora, incluso en las horas pico”.

Lea también: Buses de la línea 29 hasta Itapytapunta

ÚH quiso obtener la versión de la empresa sobre las denuncias de los usuarios. En la terminal, un grupo de tres trabajadores, en un tono desagradable, rechazaron hablar de la situación de la firma. En la portería no pudieron dar con un directivo, alegaron.

Otra de las quejas es que los fines de semana y feriados son muy escasos los buses que circulan.

Denuncias

El viceministro de Transporte, Pedro David Britos, señaló que el Viceministerio de Transporte empezó a recibir reiterados reclamos contra la Línea 29 desde la semana pasada y que continúan esta semana recepcionando las quejas de pasajeros.

Apuntó que están realizando verificaciones de las frecuencias, para luego definir qué acciones adoptar.

Sobre la versión que tienen los usuarios en Capiatá de la venta de la firma Panchito López, el titular del VMT señaló que “tienen comentarios extraoficiales de que la empresa estaba con problemas en su sistema operativo y financiero”.

Hace poco una salvadoreña que estuvo por el barrio esperó tres horas la Línea 29 para irse hacia Asunción. Sara Mármol, vecina de B° Constitución.

Fuente: Ultima Hora

Comentarios

comentarios