Un efectivo de Policía Nacional habría recibido un impacto de bala en el ojo izquierdo durante una discusión que mantuvo con el dueño del inquilinato donde estuvo, según publicó el  diario ABC Color. Pero familiares del acusado, dieron otra versión, que el Policía se cayó por estar bajo efectos del alcohol, que publica el diario Extra.

Lea también: Vecino ruidoso genera molestia en Barrio Retiro.

El incidente se registró alrededor de las 23:00 del sábado en el interior de un inquilinato que se encuentra ubicado en la 5ª Compañía de Capiatá. Resultó víctima el suboficial inspector Gustavo Coronel.

Versión 1

“Nosotros no podíamos dormir de la música fuerte. Entonces mi marido fue hasta el inquilinato a pedir que por favor bajaran el volumen, pero el policía y su cuñado, que estaban totalmente borrachos, le amenazaron con un arma. Después mi esposo regresó a la casa”, comenzó relatando doña Dominica Cárdenas, esposa de Miguel Alfredo Ruiz Díaz, acusado de disparar al oficial Gustavo Coronel.

Lea también: Imposible descansar por culpa de “roncadores”

Luego del pedido de Miguel, dueño del alquiler, supuestamente el policía fue hasta su casa y, por el camino, de tan borracho que estaba, cayó entre los hierros que había en el patio, lastimándose la cara. Esta es la versión de los acusados.

Versión 2

Sin embargo, Marilyn Coronel, hermana del agente herido, aseguró que don Miguel le disparó en el rostro a su familiar.

“Según me contó mi hermano, él se fue a llevarle a su casa a su cuñado (quien vive en el inquilinato). Ahí se quedó a cenar y pusieron la música. En eso viene el dueño del alquiler y, con prepotencia, les pide que apaguen la música. Como no le hicieron caso, sacó su arma y le disparó. Mi hermano se esquivó y por eso solo le rozó la bala”, afirmó la señora.

El policía fue llevado al hospital Rigoberto Caballero, donde dijeron que ingresó por esquirla (lesión por una astilla).

En el informe policial figura que el policía recibió una herida pero no de bala. De igual manera, el acusado está detenido en la Comisaría 8va. de Capiatá.

“Estos policías, aparte de ser conflictivos, son un peligro para la sociedad. Cómo van a manejar así en ese estado. Casi siempre molestan con sus músicas a todo volumen”, señaló Silvia Sosa, vecina del lugar.

Fuente: Texto ABC Color y Diario Extra.

Foto: Diario Extra. 

Comentarios

comentarios