Una pobladora de Capiatá, observó que salía humo de la casa de su vecino. De inmediato convocó a los Bomberos Voluntarios Azules de Capiatá, al notar que era un incendio.

“Es que se inició un incendio, el cual no pudo ser controlado por mi familia, y tuvimos que llamar a los bomberos”, contó Behil Martínez a Capiatá Noticias.

Manifestó que pudo ver que los habitantes de dicha casa, situada en el kilómetro 19,5 de la ruta 1, estaban bajo los efectos del alcohol. No supo identificarlos.

“Yo me di cuenta del enorme humo y le alerté a mis hermanos, quienes salieron a corroborar y efectivamente las llamas estaban altísimas ya. En ese momento le llamé a los bomberos azules y hay que reconocer que llegaron en exactamente 8 minutos”, comentó.

El hecho se registró cerca de las 23:00 del jueves, y los voluntarios lograron sofocar las llamas, que se generaron cerca de un montículo de madera, lo que causó que el fuego creciera rápidamente.

Finalmente, solo se registraron daños materiales y no hubo heridos.

Comentarios

comentarios