A los vecinos del barrio Santa Librada les molesta que en las madrugadas, un grupo de motociclistas, entre estos menores, se apropien de la avenida que une Capiatá con Ypané.

“No hay ningún sábado en que podamos estár tranquilos. Nos roban el sueño, es insoportable”, manifiesta una mujer, que vive en el kilómetro 20 de la ruta 1.

Lo peor de todo es que cerca se encuentran dos comisarías, la 32° de Posta Ybycuá y la Subcomisaría de Kennedy, que no intervienen ante esta situación.

La presencia de estos jóvenes además genera inseguridad, ya que de acuerdo a las denuncias, ocurren hechos de robo por parte de motociclistas en los alrededores.

Ante este abandono, los pobladores claman para que la Policía y el Ministerio Público tomen cartas en el asunto.

Además, para este tipo de shows, los temerarios realizan maniobras que les pueden costar la vida o involucrar a terceros en un accidente.

Fuente: Paraguay.com

Comentarios

comentarios